Observatorio Internacional

Reforma Consitucional Rusa. Una nueva hoja de ruta

Por Jorge Santiago Rojas

El pasado 1 de Julio se dieron por terminadas las elecciones convocadas con el fin de introducir nuevas enmiendas a la Constitución de 1993. Estas elecciones fueron muy particulares, no sólo por el contexto en que se realizaron, sino también por la duración y las metodologías de votación. Se llevaron a cabo desde el 25 de junio hasta el 1 de Julio y se realizaron mediante centros de votación, votación digital o entrevista a los hogares – similar a un censo-.

Estas elecciones eran claves para el gobierno y su propuesta constitucional. La propuesta de reforma se presentó en enero y se convocó el Referéndum para el 22 de Abril, pero como consecuencia de la Pandemia de Covid-19 se postergaron los comicios y los festejos del 75° aniversario de la victoria rusa en la Segunda Guerra Mundial. Recién los festejos se retomaron en junio, al igual que las elecciones, pero esta vez iban a ser más días de votación y en diferentes modalidades según la situación de cada región y cada localidad.

En esos 7 días la participación fue muy alta, participaron del Referéndum 74.114.217 de ciudadanos rusos, algo más del 67% de la población. De esos más de 74 millones solo 16 millones optaron por el NO (21,27) en tanto que el SI fue la opción de casi 58 millones de personas, representando casi el 78% del total de votos. De esta manera las enmiendas fueron aprobadas y serán parte de la Nueva Constitución.

En los meses previos a la votación mucho se habló de la intencionalidad del referéndum y sobre el apoyo y la participación de los rusos. Los medios de gran parte de Occidente ponían en duda la participación de la ciudadanía en los comicios, pues se alegaba masivamente que el objetivo de fondo era la permanencia indeterminada de Putin en el poder. Desde la perspectiva de muchos medios la nueva Constitución traía consigo el fantasma de un Putin eterno, de cuyo liderazgo los rusos ya estaban cansados. Estas críticas se basaban en las diversas encuestas en los meses de cuarentena donde se mostraba una caída de la imagen de Putin en su rol frente a la Pandemia. De todas maneras las críticas fueron erróneas, otra vez. Porque los ciudadanos rusos fueron a votar, y no una minoría, sino que más del 65% de la población, de la cual más de tres cuartos (3/4) optó por el SI. Con esto se caen los argumentos de cansancio popular y de desinterés de la política de la mayoría de la gente. La otra crítica, la preferida de varios medios, se sustentaba en que el verdadero interés del referéndum era perpetuar a Putin en el poder, pero nada decían al respecto sobre los demás puntos a reformar.

Esta reforma se puede dividir en 3 grandes grupos:

1) El primero grupo está vinculado a la Relación del Estado con los ciudadanos. El objetivo de estas reformas está orientado a mejorar la forma de vinculación del Estado con las personas. Es por ello que en esta nueva constitución retoma la idea de un Estado Social, cuyo centro de preocupación son las personas.

En base a esto es que se establece una política de reconocimiento al trabajo humano, novedoso en el contexto actual de automatización del trabajo. Se garantiza  el salario mínimo superior al costo de vida. Se estipula que este costo de vida tenga en cuenta la canasta de consumo (bienes, productos y servicios mínimos) más los pagos mensuales y obligatorios. Además deberá ser establecido tanto a nivel federal como a nivel regional. Esto es muy importante porque en base a esto se determinan los demás beneficios sociales.

Además se protege al trabajador mediante la obligatoriedad del seguro social, sea para convenios colectivos o individuales de trabajo. A su vez el Estado ayudará a los ciudadanos a resolver sus problemas de bienestar por medio de un mecanismo que tiene por objeto conciliar los intereses del trabajador, el empleador y el Estado: la Asociación Social. Con esto se procura por un lado tener en cuenta los beneficios de cada una de las partes pero también lograr un equilibrio entre los derechos y las libertades de los ciudadanos, la asociación social y la solidaridad económica, política y social.

Este Estado no sólo protege al trabajo y al trabajador, sino que también prioriza a los niños y a los adultos mayores. Los niños se vuelven prioridad para las políticas estatales. El fin de estas políticas según la Constitución debe ser el desarrollo integral, moral, espiritual, físico e intelectual de los niños. También se le debe inculcar a los niños el respeto a los mayores, la educación del patriotismo y de la ciudadanía. Es por esto que el Estado tiene la obligación de cuidar a la institución familia, la unión del hombre y la mujer, que genera descendencia y que es núcleo de la sociedad, así como también la paternidad, la maternidad y las infancias.

En lo que se refiere a los ancianos el Estado por un lado establece la obligación del cuidado de sus padres para los adultos mayores de edad y establece también un sistema de pensiones basado en la universalidad, la justicia y la solidaridad inter-generacional. La Constitución también garantiza al menos un aumento jubilatorio al año y un aumento (o indexación) de los demás beneficios sociales. A la par de esto se garantiza un sistema de salud público de calidad y se incentiva la vida saludable y el cuidado responsable de la salud de los ciudadanos.

El sistema jubilatorio y los demás beneficios como el salario mínimo y el seguro social será una obligación para el Estado y en caso de incumplimiento incurrirá en un delito constitucional.

Este primer grupo de reformas tiene como objetivo consolidar los niveles de desarrollo social alcanzados hasta el momento y asegurarlos por medio de la Constitución, para que no dependan de un gobierno o de la coyuntura. De esa manera el Estado se acerca más a la ciudadanía, en tanto que prioriza a las personas y su bienestar y no a la sociedad en su conjunto como en las épocas soviéticas.

2) En el segundo grupo se encuentran las enmiendas que están vinculadas a la relación que tienen los poderes del Estado entre sí. En este grupo consideramos las reformas introducidas en torno a la relación entre Parlamento-Gobierno y Estado Central-Regiones.

En cuanto a las relaciones entre el Parlamento y el Gobierno estas sufrieron un importante cambio. Con estas nuevas enmiendas se buscó darle un lugar más importante al Parlamento,  aumentando su participación a la hora de formar un gobierno. Con esto, la Duma no sólo dará el visto bueno a los ministros nominados por el Presidente, sino que ahora también los votará y aprobará. Sólo quedarán exceptuadas las fuerzas de seguridad. Además de procurar darle un rol más activo al Parlamento, lo que busca esta reforma es lograr una mayor responsabilidad entre ambos poderes para la formación del gobierno. En caso de que esto no funcione el Presidente sigue contando con la facultad de disolver el parlamento si no se logran acuerdos.

Se elimina la palabra “consecutivo” en el artículo que alude a las posibilidades de re-elección del Presidente pero continúa disponiendo que sean dos los mandatos permitidos. También estipula que no serán tenidos en cuenta los mandatos anteriores y por consiguiente sólo se considerarán los mandatos venideros desde la entrada en vigencia de la nueva Constitución.

Esta reforma fue propuesta por Valentina Tereshkova, la primera mujer en el espacio, y logró el apoyo de la Duma para su inclusión en las enmiendas a votar. También con estas reformas los miembros del Consejo de la Federación reciben el derecho a ser llamado Senadores y esta cámara será consultada por el Presidente cuando tenga que nombrar a los ministros del bloque de Energía. A su vez se introducen dos novedades. La primera es que el ex presidente puede constituirse en senador vitalicio y la segunda es que se amplía la cuota de candidatos que el Presidente puede presentar para el Consejo, ampliando la cuota de 17 a 30, de los cuales 7 de ellos podrán ejercer también de por vida.

En lo que se refiere a la relación del gobierno central con los demás niveles de gobierno se establecen mayores grados de autonomía permitiendo el uso de lenguas autóctonas en las dependencias públicas en convivencia con la lengua nacional, que es el ruso, e incentivando el auto-gobierno local. Se establece la posibilidad de crear nuevas regiones siempre y cuando este en consonancia con la Ley Federal.

También aumenta la coordinación entre el Gobierno central y los gobiernos regionales con el objetivo de crear un marco legal unificado en los sistemas de salud y de educación a la vez que se brega por sistemas federales para las áreas de cultura, medio ambiente, comunicaciones, sociedad, economía y ciencia y tecnología. Se fortalecen también los sistemas federales de energía, energía nuclear, actividades espaciales, transportes, comunicaciones, tecnologías de información y comunicaciones.

Con estas reformas se busca generar una política unificada en torno al bienestar de las personas y es por ello que el estado debe coordinar ciertas políticas en todos los niveles a la vez que se federalizan nuevas áreas. También con estas reformas se constituye un sistema unificado de autoridades públicas en donde los gobiernos locales son partes de la misma y se vinculan directamente con el Estaco central para solucionar los problemas de sus poblaciones.

3) Por último se encuentra el grupo de reformas que establecen la posición de Rusia en su relación con el Mundo. El objetivo de estas enmiendas en garantizar el mayor margen de soberanía para el Estado Ruso en su vinculación con la Comunidad Internacional. Es por esto que según la nueva enmienda, se establece que los acuerdos internacionales o las resoluciones judiciales internacionales que restrinjan los derechos o libertades de los rusos o que contradiga los fundamentos de la Constitución no serán adoptados. De esta manera las cuestiones en duda serán revisadas por el Tribunal Constitucional de la Federación Rusa y en caso de contrariedad no serán aplicables ni los acuerdos ni las resoluciones. Con este punto lo que se busca en definitiva es poner a la Carta Magna en un lugar de jerarquía superior a los tratados internacionales.

A esta medida de garantía de soberanía se agrega otra, la prohibición de llamamientos o de acciones que tengan como objetivo la enajenación de los territorios nacionales. De esta manera cualquier acción que genere una pérdida del territorio nacional será considerada contraria a la Constitución y por lo tanto ilegal.

En esta nueva Constitución se agrega un tema muy novedoso que es la prohibición para altos funcionarios de poseer ciudadanía extranjera o cuentas en el exterior. De esta manera el sistema político ruso busca desterrar de la política a los candidatos fugaces financiados por potencias extranjeras para influir en la política doméstica. En consecuencia, ni el presidente, ni los ministros, ni los parlamentarios, ni las autoridades locales o regionales podrán contar con dinero en el exterior o ciudadanía en otro país. La política debe ser de los rusos y para los rusos.

Por último quisiera citar el articulo 79 en su totalidad, pues este apartado constitucional define las bases que la política exterior de Rusia debe proyectar para el futuro. En el mismo expresa “La Federación Rusa está tomando medidas para mantener y fortalecer la paz y la seguridad internacional, garantizar la coexistencia pacífica de los Estados y los pueblos y evitar la injerencia en los asuntos internos del Estado”.

Conclusiones

Durante los meses previos al referéndum muchos medios de comunicación occidentales hablaron del asunto, pero la gran mayoría hicieron énfasis exclusivamente en la posibilidad de la Re-Re elección de Vladimir Putin, sin mencionar el resto de los debates planteados. Con este artículo no procuro afirmar que Putin va a abstenerse de presentar su candidatura -aunque pueda en 2024-, ni tampoco niego que uno de sus intereses en la aprobación del Referéndum haya sido esa posibilidad. Mi objetivo apunta a remarcar las novedades introducidas a la Constitución, novedades que resultan muy interesantes. Estos son los temas que hay que tener en consideración, pues se está planteando una nueva agenda, una nueva idea de la política que no comparte las cosmovisiones liberales de occidente.

Esta nueva constitución fue aprobada porque tiene algo nuevo que proponerle a la ciudadanía, porque habla con un lenguaje distinto al que se escuchan en otros hemisferios. Es una Constitución que prioriza a las personas, considerándolas seres materiales pero también espirituales, que protege al trabajo humano y lo dignifica en un contexto donde las tecnologías reemplazan al hombre. Prioriza a los niños y a los ancianos. Garantiza salario mínimo y jubilaciones en un contexto donde lo cotidiano en occidente son los recortes a las jubilaciones y la informalidad laboral.

Además busca resolver los problemas propios de los rusos. Mejora la relación entre los diferentes gobiernos locales con el Estado central en un país tan grande y extenso como es Rusia. Se busca solucionar el problema poblacional priorizando la familia como eje de la sociedad y la educación y la salud como derechos organizadores del todo social.

Esta constitución entró en vigencia el 4 de Julio. Está por verse cuáles son sus efectos en la vida diaria de los rusos. Esto no es algo posible de observar ni a corto ni a mediano plazo, se trata de un proceso propio de ese pueblo y de esa nación. Lo que sí está claro es que los rusos desean seguir por el camino iniciado en el año 2000 y con el mismo liderazgo, el de Vladimir Putin, por más críticas que reciban desde afuera.

Para terminar me gustaría dejar aquí el articulo 72 inc. 2 donde se deja claro a quien está apuntada la constitución: “La Federación Rusa, unida por una historia de mil años, preservando la memoria de los antepasados que nos transmitieron los ideales y la Fe en Dios, como la continuidad en el desarrollo del Estado Ruso, reconoce la unidad estatal históricamente establecida”.

Publicaciones Similares